Terapia Nutricional


tiempo estimado de lectura : 6

Vivimos en una sociedad de prisas y estrés, en la que se nos incita a actuar de forma compulsiva. Desconectados de la vida, de nuestro cuerpo y de nuestras necesidades. Este estrés continuado no nos permite saborear el momento, ni llevar una vida plena y esto tiene un impacto negativo en nuestra alimentación, sobre la que volcamos nuestras insatisfacciones y vacíos que termina en forma de ansiedad por la comida y una alimentación deficiente.

A veces comemos de forma automática, sin ser conscientes de ello. Simplemente porque es la hora, porque hay comida en el plato, porque pasamos por una cafetería, porque lo dice la dieta o un especialista, porque nos sentimos tristes, aburridos o con ansiedad por comer. Otras veces comemos por miedo a sentirnos vacíos, porque al comer nos sentimos queridos y reconfortados, porque encontramos en la comida esa “compañía” que no nos juzga, porque en casa la comida siempre ha sido un motivo de alegría y celebración. En definitiva, un conjunto de aprendizajes emocionales que se hemos ido adquiriendo bocado a bocado. Comer se convierte en un acto rutinario al que no prestamos la atención que merece y esto hace que la comida se convierta en una fuente de ansiedad.

Ante la poca o nula educación dirigida a reconocer y gestionar los estados de ánimo y las emociones como la tristeza, ira, el estrés, la ansiedad, etc., es muy habitual confundir el hambre con estados emocionales incómodos como la ansiedad, el cansancio, la tristeza, la insatisfacción, la soledad… La comida es una de las fuentes primarias de placer, por lo que es fácil encontrar en ella una falsa “salida”, que consolida el patrón de hambre emocional y/o ansiedad por la comida.

Comer hace que te sientas reconfortad@, especialmente si son dulces y grasas. Tu cerebro aprende a buscar el equilibrio emocional mediante la comida, pero la realidad es que el hambre emocional no se sacia con la comida. Esto solo aumenta los problemas: ese vacío continúa y además, aparecen la culpa y frustración por comer mucho, mal y por no saber cómo controlar la ansiedad por comer.

La Terapia Nutricional te ayuda a reconocer qué es el hambre emocional, aprendiendo a diferenciarla del hambre física-real y cómo la Alimentación Consciente te puede ayudar a mejorar tu relación con la comida y tu estado de ánimo, conseguir una nutrición adecuada y un peso saludable. Te ayudaremos a introducir la consciencia plena en tu alimentación proporcionándote salud, bienestar y autoconocimiento.

En los casos de desequilibrios, malestar físico o enfermedades, la Terapia Nutricional puede ayudar aportando al organismo todos los nutrientes que necesita para equilibrar y ajustar los mecanismos de regulación interna. Una mala alimentación desajusta los sistemas de auto-curación internos, haciéndolos híper-excitables, con una híper-respuesta a estímulos que no deberían ocasionar molestias. Si ajustamos estos mecanismos y favorecemos sus engranajes para que tengan una respuesta efectiva, se favorece la remisión de los síntomas, pudiendo llegar a desaparecer.

Una vez detectados los errores del estilo de vida, o factores desencadenantes que están ocasionando alteraciones en el organismo, podríamos actuar con Terapia Nutricional, realizando los cambios alimenticios que nos permitieran ajustar los sistemas de regulación interna.

En realidad nuestra propuesta es muy sencilla, únicamente es preciso alimentarse tal como ha dispuesto la madre naturaleza.

Resaltamos especialmente y ponemos énfasis en hacer cambios en el estilo de vida,  ya que según la OMS (Organización Mundial de la Salud): "La salud es un estado de máximo binestar físico, psíquico y social, y no solamente la ausencia de enfermedades.". Por lo que a parte de los cambios hacia una alimentación saludable, proponemos:

  • Prácticar regularmente ejercicio físico y deporte.
  • Sostener un ritmo de sueño saludable.
  • Mantener unos hábitos higiénicos adecuados.
  • Disfrutar del tiempo libre.
  • Ejercitar la mente para evitar el estrés, ansiedad, ...
  • Aprender a gestionar las emociones de forma sana.

La práctica correcta y continua de los hábitos saludables beneficia mucho a nuestra salud, alimenta nuestro bienestar e incrementa nuestra esperanza de vida varios años más.

¿PARA QUÉ TE PUEDE SERVIR LA TERAPIA NUTRICIONAL Y QUÉ RESULTADOS PUEDES OBTENER?

  • Aprenderás a alimentarte bien según el tipo de dieta que desees llevar y vas a olvidarte, de una vez por todas, de tu preocupación por la comida.
  • Ganarás en energía y vitalidad, mejorarás digestiones, dolores de cabeza, piel y cualquier desorden físico a través del cual tu cuerpo te esté alertando.
  • Lograrás tu peso ideal de forma sostenible y saludable, sin restricciones.
  • Crearás una relación amorosa con la comida, eliminando los antojos “malos” y las “culpas”, comprendiendo, por fin, las necesidades que has estado supliendo al comer mal ("hambre emocional").
  • Tu mejor estado físico repercutirá en tu estado emocional y mental, sintiéndote en paz contigo mism@ y con ganas de vivir.
  • Un cambio de alimentación y un refuerzo de nutrientes con suplementos naturales pueden mejorar sustancialmente tus molestias o prevenirlas.


LA TERAPIA NUTRICIONAL ES PARA TI SI...

  • ¿Conoces la manera correcta de alimentarte pero aún así no eres capaz de aplicarlo?
  • ¿Estás constantemente pensando en la comida y te sientes aturdid@ por ello?
  • ¿Comes con ansiedad, compulsivamente o por antojos a menudo?
  • ¿Has probado de todo para sanar tus problemas físicos y de relación con la comida, y ya no sabes qué más hacer?
  • ¿Quieres sentirte bien con tu cuerpo sin dietas restrictivas que te amarguen la vida?
  • ¿Te sientes deprimid@, triste o con ansiedad más de lo que te gustaría confesar?
  • ¿No te funciona ninguna dieta y siempre acabas recuperando el peso perdido?
  • ¿Sabes que la pérdida de peso es sólo una consecuencia más del trabajo emocional con la comida?
  • ¿Quieres aprender a alimentarte escuchando tu cuerpo?
  • ¿Quieres comprometerte con tu salud, entendiendo que tú eres el único agente de cambio en tu vida y el máximo responsable de que esta mejore?


¿CÓMO ES UN PROCESO TERAPÉUTICO NUTRICIONAL?

  • NO vamos a hacer una dieta o tratamiento nutricional con todo pautado y mesurado, ni vamos a solucionar tus desórdenes de forma rápida pasando por encima sin comprender el significado profundo de lo que estás viviendo, ni tampoco vas a perder peso de forma inmediata para luego recuperarlo al volver a los antiguos hábitos alimenticios.
  • Vamos a trabajar junt@s para recuperar tu bienestar físico y emocional y mejorar, de una vez por todas, la relación que tienes con la comida y con tu cuerpo.
  • Confeccionaremos un historial psiconutricional.
  • Plantearemos los objetivos que quieres alcanzar y sentaremos las bases para empezar a implementarlos.
  • Analizaremos el tipo de alimentación que llevas y las emociones asociadas a ella.
  • Conectaremos las distintas áreas de tu vida para que el cambio sea integral en todos los sentido(es necesario hacer un cambio total de estilo de vida).
  • Propondremos unas primeras pautas y herramientas para transformar tu dieta y estilo de vida, resolviendo cualquier duda o pregunta que tengas, para seguir posteriormente analizando los cambios propuestos y las mejorías, redefiniendo las pautas y herramientas dadas.
  • La frecuencia de las sesiones comenzará desde una cita semanal, para ir distanciándola a una quincenal, mensual, ... hasta que consigas los objetivos consensuados y la autonomía para poder llevar tu estilo de vida saludable. En cualquier caso, la decisión de finalizar el proceso terapéutico será mutua entre tú y el terapeuta.

"Que tu alimento sea tu medicina."